NUESTRA HISTORIA

Farmacia Santa Lucía se constituye el día jueves 13 de diciembre de 1984. Su fundadora la Dra. María Eugenia Rodríguez Valverde nombra la farmacia en honor al día de la Virgen de Santa Lucía.

La Dra. Rodríguez inicia su sueño respondiendo a las necesidades de la comunidad Alajuelense. Su espíritu emprendedor, su pasión por la Farmacia y su habilidad para el comercio fueron los pilares para la creación de lo que hoy es una de las farmacias más reconocidas por médicos y pacientes de todo el país.

En diciembre del 2003, respondiendo a su carácter innovador, inaugura la primera sucursal, Corazón de Jesús, y con el tiempo la sucursal Ciruelas en enero del 2005. Es a partir de este momento que se comienza a consolidar como Farmacias Santa Lucía. En el año 2006 se refuerzan las metas y objetivos al mejorar la atención de nuestros pacientes. Así mismo se establece una Junta Directiva más fortalecida y experimentada la cual inaugura en noviembre la sucursal Barrio El Carmen. A través de los años el crecimiento ha sido continuo y hoy cuentan con varias sucursales en las provincias de Alajuela y Heredia para brindar un mejor servicio a los pacientes.

De esta forma, junto a una concepto renovado que muestra una imagen más moderna, y con la selección de un equipo gerencial, administrativo, regentes, socios comerciales y un grupo de dependientes comprometidos, se busca consolidar a las Farmacias Santa Lucía como símbolo de excelencia farmacéutica, ética y profesionalismo.

NUESTRA MISIÓN

Satisfacer la necesidad de nuestros pacientes, a través de una atención farmacéutica, profesional y personalizada que alivie sus problemas de salud de una manera segura y confiable.

NUESTRA VISIÓN

Ser la primera alternativa para los pacientes que buscan alivio a través de un servicio farmacéutico cálido y ético.

NUESTROS VALORES

  • Excelencia: Desempeñarse de forma sobresaliente en sus labores diarias, llevando a Farmacias Santa Lucía a cumplir con su misión y visión.

  • Integridad: Actuar con ética, honestidad, fidelidad y decencia. Ser digno y correcto.

  • Responsabilidad: Emprender las labores diarias con disciplina, cuidado y conciencia, asumiendo el compromiso de mis acciones.

  • Respeto: Dirigir mis relaciones con armonía y cordialidad hacia pacientes y compañeros.

  • Trabajo en equipo: Entender que debo llevar a cabo mis acciones en unión y cooperación con mis compañeros para alcanzar las metas de la empresa.